Medio Ambiente

Medio Ambiente

ENCUADRE TERRITORIAL

El territorio ocupado por el término municipal de Cañete de las Torres, se encuentra dentro de la Campiña Baja de la provincia de  Córdoba, en la zona más oriental de la misma. El municipio está situado a 320 metros sobre el nivel del mar,  aunque en el término las altitudes oscilan entre 259 m en el centro y los 550 m al sur de éste, muy cerca del Vertice Geodésico Torreparedones, de 572  m, en el límite de los términos de Baena y Castro del Rio,  Su extensión es de 104,27 (Kilómetros cuadrados) y  cuenta con una población de aproximadamente  3000 habitantes. Está situado en la carretera de Córdoba a Jaén (A-306) y rodeado de otros seis términos municipales, limitando por el Norte y Noroeste con Bujalance, al Oeste con Córdoba, al Sur con Castro del Rio y Baena y al Este con Lopera.

PATRIMONIO NATURAL

Su CLIMA Mediterráneo Continental, se caracteriza por inviernos frios y veranos calurosos. Por su carácter Mediterráneo, la humedad ambiental sufre fuertes altibajos, predominando los periodos secos. Es por ello y por su situación por lo que Cañete no cuenta con una red hidrográfica de significativa importancia, sin embargo posee una serie de pequeños arroyos, la mayoría  de carácter temporal:

- Un grupo situado al Este del término, compuesto por el Arroyo Extremera y sus tributarios, vierte al Arroyo Salado (en la provincia de Jaén).

- Otro grupo, drena las aguas del Sur, que discurren directamente hacía el Rio Guadajoz y está compuesto por los Arroyos: Barranco, Fuente de los Pastores, Las Monjas, Alvarillos, Senderos y el del Sardinero.

- El  arroyo de mayor importancia  es el CAÑETEJO,  afluente directo del Guadalquivir, atraviesa el término de Norte a Sur y  hacia el que desembocan  los de la Fuente de la Cruz, del Perezoso, de la Golondrina y el de los Caballeros. 

También conviene hacer referencia a los MANANTIALES DE AGUA NATURAL , de los que hoy día sólo son dignos de mención El Pilón de Rabanera y el de La Fuente de la Cruz que están clasificados  como abrevaderos-descansaderos y junto a los cuales se sitúan dos interesantes asentamientos de la época Romana.  

De ésta etapa se conserva un tramo de La VÍA HERACLEA, que fué un importante camino histórico que discurría por la Península Ibérica y data del siglo VI a.C.. Se utilizaba principalmente para realizar el comercio entre las colonias Griegas del Levante español, con los territorios de la Bética, cuya capital fué la actual ciudad de Córdoba.

Hay catalogadas 13 VÍAS PECUARIAS, que eran las destinadas al tránsito de ganados y para la transhumancia del mismo ya sea para el acceso a fincas o concurrencia a ferias y mercados. Se diferencian entre sí y adquieren su nombre según su anchura. por lo que, de éstas: tres tienen carácter de Cordel (37.61 m. de anchura), una condición de Colada (75,23 m. de anchura) y el resto Veredas (20,89m. de anchura). Éstas han llegado muy castigadas a nuestros días, las infraestructuras como las carreteras vienen a ocupar parte del camino que ocupaban las Vías Pecuarias, aunque por su  carácter de locales rara vez sobrepasan los  seis metros, no ocupando el ancho total de la Vía, sin embargo el restante, en muchos casos se haya usurpado por los propietarios colindantes.

En éste municipio se conservan importantes BOSQUES DE RIBERA, cuya calificación según el planteamiento urbanístico vigente es de Suelo No Urbanizable de especial protección de riberas. En tramos muy puntuales del arroyo Cañetejo, el de los Caballeros y con menor relevancia en el de las Golondrínas se conserva una adecuada muestra del Bosque Mediterráneo o de Ribera, que cubría la campiña en su origen, con pluralidad de especies botánicas y faunisticas, así como de un microclima más fresco y húmedo con presencia  estacional de agua corriente o permanente, donde la vegetación natural está dividida en diferentes estratos:

- Un estrato arbóreo, formado por Olmos (Ulmus minor), Álamo blanco (Populus alba), Pino Negral (P. nigra), Sauce blanco (Sauce salix).

- Estrato árbustivo, formado por Taraje (Tarayales Taramix gallica) y (Taramix canariensis), acompañados de cañaveral, carrizo e hinojo.

- El Estrato trepador, con Zarzas (Rubus olmofolius), Yerba pegajosa o Lapa (Rubias Rabia peregrina), Grevillea (hiedra Hedera helix, R. Longifolia).

- Estráto herbáceo, con especies típicas como la Azucena blanca ( aro Arum Italicum) o la Hierba áspera u hortelana ( Mentha rotundiflia).

Tambien podemos localizar algún ejemplar de Carrizo (Phragmites comunnius), Juncos (Juncus acutus), Junco churrero (Scirrpus holoschoenus) o Caña común (Canavera Arundo donax)..

La degradación de estas formaciones da lugar al crecimiento de otras que las sustituyen como Zarzales, Juncales y Herbazales o directamente a su desaparición por la continua labor de arado o roturado de los márgenes de las fincas agrícolas. 

El rasgo que mejor define al espacio campiñés, es el relieve sumamente ondulado originado por materiales margo-arcillosos. 

En los CULTIVOS, se establece una clara diferencia entre la campiña, con nula o escasa presencia de pendiente, donde predomina la rotación del cereal-girasol y algunos casos de leguminosa, principalmente el garbanzo que en Cañete son dos variedades las que se están cultivando actualmente, una conocida como Rabanera y otra como Perezosa y  en los terrenos de mayor pendiente, los situados al Norte y al Sur del término municipal, domina el monocultivo del olivo, cuya actividad económica marca el ritmo de la vida y costumbres de Cañete de las Torres.